España, el país europeo donde más crece el caravaning

El contacto directo con la naturaleza va ganando adeptos en España como forma de ocio vacacional. Si primero fueron las casas rurales y luego los campings, ahora el caravaning se está posicionando fuertemente en la sociedad española. Tras una importante caída en sus ventas de más de un 41% como consecuencia de la crisis, los aficionados a las caravanas y las autocaravanas han regresado con más fuerza que nunca al sector. Según la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR), la venta de autocaravanas se ha incrementado más de un 347% en el último lustro y en un 203% la venta conjunta con caravanas. Solo en lo que llevamos de 2.018 se ha incrementado casi un 11% respecto al 2.017.

En el siguiente gráfico se puede ver la tendencia del sector en la última década con un descenso continuado en el número de matriculaciones desde el 2.008, año que comienza la crisis. En 2.013 el sector toca fondo para comenzar a remontar a partir del 2.014 hasta llegar a unas ventas históricas en 2.017.  Además, se observa como hace una década la venta de caravanas (con un coste medio de 15.000€) duplicaba al de autocaravanas (45.000€ media) mientras que ahora las matriculaciones de autocaravanas (coste medio de 60.000€) triplica al de caravanas (18.000€ media).

 

El boom que vive el sector se debe fundamentalmente a la demanda existente entre la sociedad de nuevas formas de ocio vacacional basadas en el contacto con la naturaleza: las casas rurales, los bungalows, los campings y ahora el caravaning que permite una movilidad total con un alojamiento completo.

Incluso el perfil del aficionado al caravaning ha ido variando en los últimos años: hasta hace poco el autocaravanista español eran matrimonios senior de más de 55 años con buen nivel adquisitivo y tiempo de ocio, pues están prejubilados o con empresa a la que dedican menos tiempo. Sin embargo, ahora existen cada vez más familias menores de 45 años y con hijos que tienden a disfrutar de la autocaravana comprada o alquilada. En cuanto al perfil del caravanista es similar al del campista, familias de 30 a 50 años con hijos de hasta 16 años y parejas senior de más de 55 años.

Este auge es especialmente visible en las ventas por comunidades autónomas. Solo en 2.017, en Cataluña, se matricularon 1.298 autocaravanas lo que representa el 22,45% del total del año pasado. Le sigue Andalucía con 918 (15,88%), Euskadi con 670 (11,59%), Madrid con 502 (8,68%), Comunidad Valenciana con 478 (8,27%) y Galicia con 431 (7,46%).

 

Según José Manuel Jurado, presidente de ASEICAR, “estas cifras demuestran que el caravaning sigue atrayendo cada año a más familias y que tras una durísima crisis, el sector ha salido fortalecido gracias al esfuerzo y la profesionalidad de sus más de 120 asociados. Aún así, no podemos ni debemos conformarnos. Tenemos que seguir trabajando para que el caravaning en España alcance los niveles de otros países europeos como Francia o Alemania.”

ASEICAR, asociación española de la industria y comercio del caravaning, es la institución representativa de los empresarios españoles de distribución de elementos de caravaning. Actualmente ASEICAR integra a más del 90% de las empresas distribuidoras de caravanas, autocaravanas, carros, carros-tienda, bungalows, módulos, mobil-homes y parking. En ASEICAR estamos de celebración ya que en este 2.018 cumplimos 30 años desde nuestra fundación. Nacimos con 2 objetivos claros: la defensa de los intereses de sus empresas asociadas y el desarrollo del sector en sus funciones básicas.