Crecimiento lento pero constante en el sector del Caravaning en lo que llevamos de año.

Las dudas iniciales que vivían los españoles a primeros de año tanto sanitarias como económicas, parecen ir despejándose poco a poco. Primero tuvimos unos meses de enero y febrero dubitativos, de contención de posibles compradores, con 413 y 561 autocaravanas/campers matriculadas y 58 y 108 caravanas nuevas.

El mes de marzo y las buenas noticias que llegaban sobre la pandemia, rompió esa cautela y “liberó” a posibles clientes igualándose las matriculaciones de autocaravanas y campers a niveles de 2019, año pre-pandemia (896 frente a 892). Las caravanas sin embargo, siguieron sin recuperarse (243 frente a 290).

En abril se produjo un descenso respecto a 2019 (807 autocaravanas y campers frente a 1.185 y 186 caravanas frente a 392) para producirse un efecto rebote el pasado mes mayo con una importante subida en todos los vehículos caravaning: 1.038 ac/campers y 283 caravanas frente a 972 y 259 de 2019.

Estos datos nos hacen ser optimistas y creemos que se podrán llegar a los mismos niveles de matriculaciones de 2019. Importante será también el desarrollo del Salón del Caravaning en Barcelona tras 2 años sin una gran feria en nuestro país y con muchas ganas entre la población de acercarse y descubrir el caravaning.